El Estado peruano garantiza el derecho de propiedad a todas las personas, en cualquiera de sus formas, sea en forma individual o mediante empresas, cooperativas u otras. Una de esas formas de propiedad es la de las comunidades campesinas y nativas. Idealmente, estas tierras deben tener títulos de propiedad, lamentablemente la gran mayoría no están tituladas aún.

La propiedad de las tierras campesinas está protegida por el convenio N°169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que fue ratificado por el Perú. Del mismo modo, los artículos 88 y 89 de la Constitución Política refieren a la protección de las tierras comunales.
Sin embargo, hay muchas comuneras y comuneros que quieren formalizar su propiedad como individual y conseguir su título propio para poder gestionar sus tierras como mejor prefieran, desde gestionar una venta del terreno hasta asegurar la herencia de sus hijos.

Conoce más sobre este tema en nuestro Informe y a través de la siguiente información: 

Estadísticas

Informe