La concentración de la propiedad vía el mercado de tierras para biocombustibles es un proceso relativamente nuevo, pero de gran crecimiento en el país. Se caracteriza por las grandes adquisiciones de tierras para el cultivo de insumos para biodiesel o etanol6, así como para la construcción de plantas para su elaboración.  

La producción de biocombustibles se constituye como una nueva oportunidad de negocio para inversionistas nacionales y extranjeros, que invierten en la compra de miles de hectáreas privadas o eriazas para la producción de insumos para el etanol y biodiesel –con el compromiso del gobierno de suministrarles el agua—, o en las plantas industriales, de forma momentánea, para obtener el control directo sobre la cadena de comercialización del azúcar o la palma aceitera. Es en este contexto que el mercado de biocombustibles se establece como un mecanismo para la concentración y acaparamiento de tierras.

Mapas

Estadísticas

Informe