La ampliación de la frontera agrícolas se caracteriza por la creación de nuevas áreas para cultivo, principalmente mediante la ejecución de grandes proyectos de irrigación implementados por el Estado. A través de la venta de aquellas tierras a la empresa privada, este proceso contribuye a la concentración de la propiedad. 

La costa peruana cuenta con solo 1.8% del volumen anual de agua producida en el país, problemática que los proyectos de irrigación buscan solucionar ya sea a través del mejoramiento del riego de tierras agrícolas o la incorporación de nuevas hectáreas de cultivo, a partir del trasvase de agua desde las cuencas altoandinas. Existen múltiples proyectos de riego a lo largo del país, entre ellos una cartera de siete grandes proyectos en la costa que tienen como meta la incorporación de más de 150 000 hectáreas a la agricultura con una inversión de más de 9,100 millones de soles.

Mapas

Estadísticas

Informe