Han pasado casi siete años desde el choque entre la Policía Nacional y civiles en Bagua, provincia del departamento de Amazonas, donde perdieron la vida 23 policías y 10 civiles. El llamado "Baguazo" se originó en medio de la protesta de los pueblos originarios, quienes consideraron una serie de decretos legislativos como dañinos para sus tierras, particularmente al derecho de ser consultados. Alan García dice saber cuál fue el error en aquella crisis.

En entrevista con Buenos Días Perú, el expresidente Alan García (candidato a reelegirse por Alianza Popular) lamentó esta mañana la muerte de los uniformados y los civiles, pero consideró que “si allí hubo un error, fue extender demasiado el diálogo”.

“Se habla y se habla de Bagua. Acuérdense todos que lo que ocurrio fue la muerte de más de 20 policías. Hubo una reacción evidente de la Policía y murieron 10 pobladores, todo es lamentable, pero la verdad es que si hubo un error allí, fue extender demasiado el diálogo. Tal vez actuando con energia en el primer momento se hubieran ahorrado las vidas de esos Policías en primer lugar”, declaró el exmandatario aprista.

De acuerdo a un informe de la Defensoría del Pueblo del 2010, entre las fallas que hubo durante el conflicto es que no se utilizó la consulta previa a los pueblos indígenas como instrumento de diálogo.

En otro momento, se molestó cuando le recordaron cuando dijo que los indígenas no eran  "ciudadanos de primera clase", con lo cual se interpretó que para el entonces mandatario dichas personas serían de segunda clase. "Lo que he dicho es que en nuestro país no hay ciudadanos de primera y segunda", sentenció Alan García.

Esto dijo García en 2009 sobre los pueblos indígenas: 

"Estas personas no son ciudadanos de primera clase, que puedan decir 400 000 nativos a 28 millones de peruanos 'tú no tienes derecho de venir por aquí'. De ninguna manera, eso es un error gravísimo y quien piensa de esa manera quiere llevarnos a la irracionalidad y al retroceso primitivo".

 

Puede encontrar aquí la nota y video.

 

Fuente: Diario La República