El Movimiento Regional por la Tierra y Territorio promueve en Sudamérica un proceso de reflexión que busca ampliar el conocimiento sobre los territorios rurales, sus poblaciones y sus procesos productivos. Se ha trazado como meta la realización y promoción de mil estudios de caso sobre experiencias inspiradoras de familias, unidades domésticas, organizaciones territoriales o grupos que con su acceso a la tierra y el territorio, en lo que va del siglo XXI, muestren la potencialidad y propuesta del mundo rural.

Al articular organizaciones sociales, activistas políticos, instituciones de desarrollo y académicos en la sistematización de estudios de caso, instauramos una dinámica de reflexión que, a través de la investigación-acción, previene de la reproducción de la carga de conflictividad, pauperización y criminalización con la que se observa el campo, enfatizando más bien en el retorno y apego a la tierra. La plataforma de información empírica intenta dar aliento a la solidaridad de diferentes sectores de la sociedad hacia el campo y además incidir en el enfoque de las políticas agrarias. 

En el Perú se han relatado 7 casos de acceso a la tierra, y en esta gestión se espera sumar muchos más. Cada una de esas sistematizaciones será incentivada con un monto de 450 dólares americanos, bajo la modalidad de consultoría y sujetos a impuestos de ley. Las organizaciones, personas o instituciones interesadas en articularse al Movimiento Regional por la Tierra y Territorio, y sistematizar uno o varios casos, deben ponerse en contacto con el IPDRS (mtudela@sudamericarural.org), realizando la identificación de la experiencia inspiradora en tres párrafos: 1) Descripción/ubicación del objeto de estudio, 2) Forma de acceso a la tierra y otras variables peculiares, y 3) Elementos inspiradores del caso; de acuerdo a nuestra Guía de Sistematización.

El plazo establecido para el envío de ideas de sistematización de estudios de caso inspiradores sobre acceso a la tierra y territorio es el martes 30 de agosto de 2016. Las propuestas serán evaluadas y en el plazo de una semana se comunicará a los proponentes su aceptación o rechazo, acordando además un cronograma para la entrega. 

Las experiencias sistematizadas son el principal insumo del Movimiento y cada una coadyuva a generar circuitos comunicacionales y de articulación. Se trata de un movimiento complementario a las agendas reivindicativas y políticas, es independiente y a la vez está comprometido con los intereses de las organizaciones campesinas, indígenas, afrodescendientes y de pequeños productores, y a un enfoque rural sudamericano. 

 

SÚMATE AL MOVIMIENTO

¡Participa, investiga y movilízate!

www.porlatierra.org